El gran juego

Bangkok (Tailandia).

El Partido Puea Thai (PT), encabezado por la empresaria Yingluck Shinawatra, se alzó ayer con la victoria en unas elecciones de enorme trascendencia para el futuro de una Tailandia, sumida en una profunda crisis política desde el golpe de Estado que arrebató el poder al polémico primer ministro Thaksin Shinawatra en 2006. Es la quinta ocasión en que un partido afín a Thaksin gana unas elecciones desde que en 2001 se hiciera con el Gobierno cambiando para siempre el paisaje político tailandés y desplazando a las élites que tradicionalmente han detentado el poder en el país, sobre todo el ejército y ciertos sectores vinculados a la Casa Real.

Un grupo de partidarios del Puea Thai celebra la victoria en la sede del partido (C. S.).

Tras una campaña medida hasta el más mínimo detalle, Yingluck, una recién llegada a la política a la que sus oponentes han criticado por su falta de experiencia, se convertirá en la primera mujer que ocupa el cargo de primer ministro en Tailandia. A sus 44 años, Yingluck tiene una amplia carrera como empresaria y directiva en las empresas del clan Shinawatra y ha asegurado que aplicará los principios aprendidos en su profesión para hacer progresar al país. Según sus detractores, su único objetivo es traer de vuelta al país a su hermano Thaksin, exiliado desde hace tres años para evitar una condena de dos años de cárcel por abuso de poder y corrupción, acusaciones que ella y su partido niegan.

La victoria de Yingluck supone un duro revés para el primer ministro Abhisit Vejjajiva y su Partido Demócrata (PD), que obtuvo el poder en 2008 después de que el Tribunal Constitucional disolviera el Partido del Poder del Pueblo, también afín a Thaksin, en lo que muchos calificaron de “golpe de Estado judicial”. El PD, el más antiguo del país, no ha logrado ganar unas elecciones desde hace casi dos decenios. Ante la derrota, Abhisit ha dimitido de su cargo como dirigente del partido, tal y como aseguró que haría si no obtenía un buen resultado. “He decidido dimitir porque no he podido llevar a mi partido a la victoria en estas elecciones”, declaraba esta mañana.

Yingluck Shinawatra, durante el último mitin de su campaña, el 1 de julio en Bangkok (C. S.).

Según el recuento de votos no oficial realizado tras los comicios, el PT obtuvo 265 escaños en el Parlamento, 32 más que en las elecciones de 2007, y el Partido Demócrata 159, seis menos que en las anteriores elecciones. Las zonas rurales del norte y, sobre todo, el noreste del país, donde las políticas populistas que implantó Thaksin durante sus cinco años de gobierno le granjearon una enorme popularidad, votaron en masa a su partido, mientras que el PD prevaleció en las provincias del sur y en Bangkok, sus feudos habituales.

No obstante, el Puea Thai tendrá que alcanzar un acuerdo con alguno de los partidos más pequeños para formar un Gobierno de coalición que garantice la estabilidad. Según el diario Bangkok Post, esas negociaciones ya han comenzado y el Puea Thai ya ha mantenido contactos con el Partido Chartthaipattana, la cuarta formación en número de votos, para formar esa coalición.

Varios miembros del Partido Demócrata anuncian los resultados de Bangkok en la sede del partido (C. S.).

El asesor económico del Puea Thai, Prapat Chongsanguan, declaraba ayer a Periodismo Humano que la coalición era perfectamente factible, ya que las políticas que proponen su partido y los más pequeños son muy similares. Esas políticas consisten, básicamente, en fomentar la inversión, tanto extranjera como nacional, para crear empleo y riqueza, y en introducir medidas sociales para conseguir un estado del bienestar. Según Prapat, el nuevo Gobierno quiere embarcarse en un proyecto a largo plazo para hacer avanzar el país en los próximos diez años.

Peso es posible que no disponga de tanto tiempo. Muchos temen una nueva intervención del ejército que ponga fin a su mandato en cualquier momento, lo cual no sería extraño en un país en el que los militares han dado dieciocho de golpes de Estado en los últimos ocho decenios. Esta mañana, el ministro de Defensa saliente, el general Prawit Wongsuwon, declaró que las fuerzas armadas aceptaban los resultados y no tenían intención de interferir en el Gobierno. Pero, en anteriores golpes de Estado, los militares han solido negar sus intenciones prácticamente hasta el último momento.

Una mujer vota ayer por la mañana en un colegio electoral de Bangkok (C. S.).

El nuevo Gobierno deberá ser muy cauteloso a la hora de implantar ciertas políticas. Por ejemplo, desde el golpe de Estado de 2006, el presupuesto militar no ha hecho más que aumentar. Prapat Chongsanguan comentaba que el presupuesto militar es excesivo si no existe una amenaza real, en cuyo caso habría que rebajarlo, pero antes es necesario explicar a los militares en qué se iba a emplear ese dinero y tranquilizarles sobre las intenciones del Gobierno. Hay que recordar que Thaksin se granjeó la enemistad de la cúpula militar al intentar disminuir su influencia y los generales les ven a él y a sus aliados como una amenaza a su poder.

En cualquier caso, y pese a la incertidumbre, ayer cientos de partidarios y de camisas rojas acudieron a la sede del Puea Thai en Bangkok a celebrar la victoria electoral y lo que muchos de ellos consideran una victoria de la democracia. Algunos de ellos estuvieron toda la tarde siguiendo los resultados y en determinados momentos la entrada principal del edificio estaba tan abarrotada, que era imposible entrar por ella. La victoria de su partido ha adquirido un significado especial para muchos de ellos tras las protestas y la violencia de abril y mayo del año pasado y, se le permita o no gobernar, demuestra que la maquinaria política puesta en marcha por Thaksin Shinawatra es imparable. Pero aún queda por ver si su victoria supondrá un paso hacia la reconciliación nacional de una sociedad profundamente dividida.

ACTUALIZACIÓN: Yingluck Shinawatra ha anunciado la formación de una coalición de cinco partidos, informa Reuters.

(6) Comentarios

  1. [...] Tailandia elige a Yingluck Shinawatra [...]

  2. Leila Nachawati

    Interesantísimo análisis. Complicado contexto, espero que no haya más golpes de estado y los tailandeses tengan unos representantes dignos. Aunque eso de que haya políticos que reconocen fallos y dimiten hasta da envidia…

  3. [...] Tailandia elige a Yingluck Shinawatra, por Carlos Sardiña en Periodismo Humano [...]

  4. Irene

    Excelente artículo sobre la enrevesada y complicada situación que atraviesa Tailandia, probablemente tus textos son los más completos publicados en español, muchas gracias por el duro trabajo.

  5. [...] semanas antes de que se celebraran las elecciones que dieron la victoria a la hermana de Thaksin, Yingluck Shinawatra, al frente del partido Puea Thai, numerosos pueblos de la zona decidieron declararse oficialmente [...]

  6. [...] es nueve. 333 es un número macanudo y es el número de la matrícula de la simpática Yingluck, actual primera ministra de Tailandia , y, estuvo en boca de todos cuando el 333, salía premiado en la [...]

Deja un comentario

En periodismohumano queremos que los comentarios enriquezcan el debate o la noticia. Por eso hay unas normas de decoro a la hora de comentar. Comenta sobre contenido que acabas de leer y evita el abuso de mayúsculas. Si tu texto tiene varios enlaces, puede que tarde un rato en aparecer. Los comentarios son libres y abiertos pero eliminaremos toda referencia que consideremos insultante o irrespetuosa