El gran juego

El Gobierno afgano ha anunciado que va a emprender una operación de rescate financiero del Banco de Kabul, el mayor banco comercial del país, que estos días está sumido en una grave crisis que amenaza con hacer colapsar el frágil sistema financiero del país. El Banco Central de Afganistán tiene previsto dedicar a la operación 200 millones de dólares, una enorme cantidad de dinero para un Estado que no recauda más que mil doscientos millones de dólares de impuestos al año. La crisis está acompañada por un escándalo de corrupción a gran escala en el que está implicado el hermano de Hamid Karzai, el presidente del país.

El gobernador del Banco Central de Afganistán, Abdul Qadir Fitrat, durante una rueda de prensa celebrada el 1 de septiembre en Kabul en la que defendió la solvencia del Banco de Kabul (AP Photo/Musadeq Sadeq).

A finales del mes pasado, el Banco Central obligó a dimitir a los dos principales directivos del Banco de Kabul, Sherkhan Farnood y Khalilullah Frozi, tras descubrir que había alcanzado pérdidas de hasta 300 millones de dólares y que los accionistas habían empleado el dinero de los clientes en realizar inversiones ilícitas. Sherkhan Farnood, fundador y presidente del banco, además de jugador de poker profesional, había utilizado el dinero del banco para cubrir pérdidas de su aerolínea privadas, Pamir Airways, y para invertir en el mercado inmobiliario de Dubai hasta que éste se desplomó en 2008.

Leer más


El lunes el diario británico The Guardian reveló que la Agencia de Fronteras de Reino Unido planea repatriar a cientos de menores afganos solicitantes de asilo que se hallan solos en territorio británico. Hasta ahora, los menores a los que se les denegaba el derecho de asilo sólo eran devueltos a sus países de origen si su seguridad no estaba en peligro y se tenía la certeza de que recibirían la atención adecuada tras su regreso. Para salvar ese obstáculo, el Gobierno va a invertir cuatro millones de libras en la construcción de un “centro de reintegración” en Kabul, en el que alojará a los menores hasta que cumplan dieciocho años o sus familias sean localizadas.

Un grupo de inmigrantes hace cola el día 8 de febrero para recibir comida de una ONG en Calais, Francia, desde dónde esperan cruzar el Canal de la Mancha para llegar hasta Gran Bretaña (AP Photo/Michel Spingler).

Según el Ministerio del Interior Británico, hay más de 4.200 menores solicitantes de asilo no acompañados en Reino Unido. En los tres primeros meses de este año han solicitado asilo en Gran Bretaña 405 menores, de los cuales 175 son afganos. La mayoría de ellos viven en casas de acogida. Con la construcción del centro en Kabul, el Gobierno británico tiene previsto repatriar forzosamente a 12 de esos menores al mes.

Leer más